lunes, 4 de enero de 2016

Ramón Rivero Blanco

Directivo del Museo del Transporte, desempeña por iniciativa propia y dadas sus conexiones filiales con la marina de guerra venezolana, algo que es aún de mayor relevancia que la exigente la labor de búsqueda y copiado de los documentos y publicaciones (lamentablemente varias colecciones incompletas de estupendas revistas venezolanas dedicadas a temas castrenses, sobre todo navales e historia de uniformes y prendas militares). 
Así lo afirmamos y apreciamos institucional y personalmente pues el material que él recabe, en sus manos se puede tener la certeza de que quienes requieran - y se sepa harán uso apropiado - el producto de sus investigaciones, pueden contar con su inquebrantable deseo de contribuir tanto a la conservación como a divulgar los contenidos. 
No es común tal vocación de compartir el conocimiento o cultivar su aprovechamiento en función de que se conozca no sólo más sino mejor nuestra historia a partir de las luces que sólo arroja ir a las fuentes y buscar -localizar- el detalle que complete la información disponible, si es que existe. 
Como parte de sus contribuciones también como editor de temas náuticos patrios, a Ramón Rivero Blanco lo ocupa en estos días dar a conocer en formato libro, la investigación del joven oficial, alferez José Gregorio Maita, de Armada venezolana, licenciado en historia, quien se volcó al estudio de la historia y presencia en nuestras fuerzas navales, de los destructores clase Nueva Esparta, esfuerzo por el que con honores, obtuvo la licenciatura.






No hay comentarios:

Publicar un comentario