viernes, 5 de agosto de 2016

El parque automotor del Gomecismo

Agradecidos a Ramón Rivero Blanco por compartir este documento extraído de los archivos relacionados con la historia naval de Venezuela pues fue en instalaciones de la Armada a donde fueron a parar y se dispuso oportunamente del parque automotor del funcionariado. 
Los Gómez salieron del país por Turiamo a bordo de una unidad de la Marina de Guerra dispuesta para ello por ordenes del general López Contreras en funciones de presidente encargado y bajo la protección que personalmente le brindara a la familia del fallecido Gómez el coronel Medina Angarita. 
Doña Cristina Gómez expresa en sus memorias el reconocimiento que les mereció el trato dispensado por Medina Angarita, distinto al de otras personalidades del gobierno en funciones después del 17 de diciembre de 1935. Como se deja ver en las anotaciones, algunos de los automóviles mencionados en el informe fueron a parar a diversas manos en las que también se perdieron con el tiempo además de que no hemos sido precisamente conservadores o buenos cuidadores de este como de ningún otro patrimonio público ni privado y si resiste los embates del tiempo, el desprecio hacia el patrimonio es objeto de la más descarada desconsideración por particulares y ni se diga por parte del Estado o gobiernos, los de antes como el actual. 
Haremos el esfuerzo de encontrar modelos como los enunciados para ilustrar en la medida de lo posible lo enumerado sin referencia al año de cada modelo. Este documento posee el valor de ser un hallazgo que repetimos debemos agradecer al investigador Ramón Rivero Blanco como a la conservación de la fuente documental en el Archivo Nacional.

¿Una Novedad?

Nada novedoso en la historia política y administrativa que vehículos confiscados fueran -o sean- destinados o los hubiesen dedicado a servir temporalmente como unidades de transporte de ministros y otros altos funcionarios, una manera de darle utilidad en lugar de permitir que el desuso los averíe. Los decomisos por irregulardades aduaneras, eran distribuidos discrecionalmente por el antiguo Ministerio de Hacienda entre ministros y el Gobernador del Distrito Federal, orígen de un Mercedes Benz 600 que fue de la GDF, cedido por la FMT en comodato al señor Bache Karakachán para su restauración, quien lo mantiene estacionado en unos depósitos de su propiedad situados en los Valles del Tuy a la espera de los trabajos que él se comprometió efectuar a la unidad incluida en la lista de propiedades de la Fundación Museo del Transporte (FMT), incapacitada para llevar a cabo las reparaciones mecánicas previa dotación de las partes y repuestos que dicha unidad precisa para reacondicionarla al igual que otras no operativas que se hallan en el Museo por los mismos motivos. Como anécdota existe una según la cual, cuando Teodoro Petkoff fue ministro de Planificación durante el gobierno Caldera 2, le asignaron sin que él tuviese nada que ver con ello,un BMW de los confiscados, lo cual fue comentado con acento crítico por un periodista a quien el fundador del MAS no le perdona el haberlo presentado con debilidades por los carros de alta gama cuando en realidad siempre había sido un honesto y austero dirigente político de VW.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada