miércoles, 26 de enero de 2011

Cien años de la llegada masiva de automóviles a Venezuela

Venezuela completa en el año del bicentenario de la firma del acta que consagra su Independencia de España el primer centenario de otro hecho de sumo significado en la vida nacional. El 5 de agosto de 1911, por iniciativa del emprendedor William Henry Phelps (1875-1965) y el apoyo de Edgar Anzola, comenzó la importación masiva de automóviles y su consiguiente mercadeo en gran escala.

Phelps había contactado a la estadounidenses Ford como también al fabricante de la marca Buick, las cuales comercializaría a través de las firmas Arvelo & Phelps y luego, Almacén Americano y Automóvil Universal.

John Phelps, nieto de William Henry, precisa en la biografía de su abuelo (Caracas 2001) los extenuantes viajes promocionales por el interior de la República. En 1912 la idea era demostrar: “por donde pasa una mula pasa un Ford”.

En Caracas, para vender, además de rifar el primer auto que importó, todo comenzaba por convencer al cliente de montarse en el auto, luego se los paraba frente al local en la esquina de Sociedad,”mirando hacia el Guaire, se acomodaban el comprador y mi abuelo, que era el chofer, pues casi nadie en Caracas sabía manejarlos, le aflojaba la palanca y de allí salía pendiente abajo, al pasar por Cipreses tomaba velocidad hasta casi llegar al río, donde paraba; por supuesto que para remontarla la cuesta era necesario alquilar un coche tirado por caballos” –afirma el biógrafo. Quizá exagera aunque bien cierto es que antes que vialidad apropiada, llegaron varios automotores europeos y americanos. Tímidamente se dejó sentir la presencia de los T importados por Phelps, primero de modo esporádico hasta que a partir de 1911 le entra de lleno al negocio el cual en 1912 ya era importante.

Phelps tuvo la visión de suponer mejores ventas si al ser concesionario exclusivo ofrecía el respaldo de la mecánica que permitiera sacarle el mayor rendimiento a los autos ofrecidos, aquellos infatigables todo terreno o Ford T. En esa línea de trabajo logra que un villacurano viaje a Detroit donde lo convierten en el primer venezolano graduado en mecánica automotriz en los Estados Unidos. Ese personaje fue el excepcional Edgar J. Anzola (1893-1981). Con apenas 16 años de edad, en la propia planta Ford lo instruyen sobre el funcionamiento y cuido de los modelo T.

De Italia llega formado y con entusiasmo Domingo Ottati (1877-1961) quien como valor agregado al conocimiento de la mecánica suma el arte de saber conducir por lo que ofrece la primera línea de carros de alquiler. Como él, vinieron más que prestan la pericia al oficio de penetrar los precarios caminos de recuas demostrando carros nuevos en venta.

Primer automóvil. El arribo del primer carro a nuestras tierras y la primera noticia acerca del particular debe acreditarse al diario caraqueño El Monitor. En la edición del 21 de abril de 1904, afirmó: «…el lunes (18 de abril) por la tarde transitó por las calles de Caracas por primera vez un lujoso automóvil, el cual ha sido traído por el señor doctor Isaac Capriles. Lo manejaba un individuo extranjero, quien sin duda habrá venido para generalizar entre nosotros el uso del cómodo vehículo. En su trafico por la vía pública no tuvo ningún inconveniente».

La información anterior la precisa hace seis años el periodista e historiador Javier González quien la encontró mientras investigaba en esa fuente esencial que son los periódicos publicados en la Caracas de comienzos del siglo XX.

El hallazgo de González desvaneció lo repetido hasta el año 2004: el carro francés Panhard Levassor traído para doña Zoila de Castro, fue el primer automóvil en Venezuela.

En diciembre de 1905 sólo había cinco automóviles en Caracas y seis en total en Venezuela pues un comerciante larense trajo uno europeo. En 1905, el presidente, general Cipriano Castro, a ratos utilizaba un Darracq francés. A partir de 1908, el auge del automovilismo en Venezuela era evidente y, si se quiere, hasta indetenible. Pero las importaciones masivas maduran desde el año 1911.

En 1910, la mayoría de los vehículos que existían en Venezuela estaban inutilizados por falta de repuestos. Tan sólo dos se encontraban en condiciones de rodar. La causa principal de este inconveniente era el costo de los repuestos.

Sin embargo, a mediados de 1910, el general Gómez, guiado por uno de sus máximos colaboradores, Román Cárdenas, ministro de Obras Públicas, inició una agresiva política de construcción de carreteras. A finales de ese año fue dictada la «resolución que exoneraba de pago de patente a los automóviles y coches de alquiler con llantas de goma», decreto ordenando la construcción en cada estado de la República de una carretera central debidamente pavimentada.

El 18 de mayo de 1913, un grupo resolvió establecer el Automóvil Club, para lo cual se reunió en un lugar al Este del valle de Caracas. Eran los propietarios y animadores del automovilismo de entonces.

El historiador Javier González afirma que a partir de ese año de 1925 «el automóvil comenzó a ser metástasis» en el territorio venezolano, fundamentalmente en Caracas, donde pasó de 2.500 vehículos de combustión interna en 1927, a 8.000 en 1937, 10.000 en 1947, 40.000 en 1957, 200.000 en 1967, 500.000 en 1977, 1.500.000 en el año 2000 y casi 4.000.000 en la presente fecha.

Entre los hallazgos de González figura precisar que el 5 de agosto de 1911, justo 30 días después del día conmemorativo del centenario de la Independencia de Venezuela, desembarcan en La Guaira, el primer Ford importado por William Henry Phelps.

40 marcas entre 27 agentes. El periodista Guillermo José Schael da cuenta de que en 1925 había 40 marcas representadas por 27 agentes. Durante la segunda y tercera décadas del siglo XX, a varias ciudades del país, el automóvil fue llevado desarmado a lomo de mula. No existían caminos, gasolina, choferes y menos aún mecánicos.

Fred Charles Heath (1888-1963), en 1925 este estadounidense excombatiente de la I Guerra Guerra Mundial, trajo de los Estados Unidos la experiencia adquirida en la Ford Motor Company mientras la dirigía personalmente el genial Henry Ford, padre de la revolución automotriz.

En sus primeros tiempos en el país como mecánico estuvo vinculado a Armando Planchart y Gustavo Ramella Vegas, ligados al negocio de la distribución de automóviles de marcas estadounidenses. Así establecieron una relación a la que Heath aportó el peso de la especialización técnica que mucho antes lo acredita para formar parte del grupo organizador de los aficionados al automovilismo en el país, reunidos en Caracas en 1925. Más tarde dio inicio a la mecánica de las cajas automáticas cuando apenas empezaban a ser una novedad en Norteamérica.

Preferencias históricas. Según Julián Afonso Luis, especialista en la materia, los modelos más vendidos a lo largo de 106 años de presencia del automóvil en el país, son: Ford T (1911-27), Ford Modelo A (1927-32), Pickup Chevrolet (1952-86), Volkswagen Escarabajo (1957-81), Dodge Dart (1963-77), Chevrolet Malibú (1978-84), Chevrolet sedan (1952-54), Ford LTD (1966-81), Ford Fairlane (1963-78), Toyota Corolla (1986-2009), Chevete (1981-95), Corsa (1996-2004), Fiat 147 (1981-87), Toyota Land Cruiser (1957-86) Jeep CJ5 (1953-82).

La Guía del Motor ratificó que durante 2010 el mayor fabricante de vehículos en el mercado venezolano fue General Motors Venezolana (GMV), líder en producción y ventas por tres décadas. En segundo lugar ubica Ford. Tercero Toyota. Cuarto y quinto Chrysler/Dodge/Jeep y MMC Automotriz (Hyundai, Fuso y Mitsubishi). Siguen Iveco y Mack. El octavo ensamblador es Venirauto Industrias, empresa mixta venezolano-iraní dirigida por el gobierno.

Según Cavenez, tres marcas de vehículos totalizan con sus ventas el 72% del total de las colocaciones del mercado. Son ellas Chevrolet (41,05% - 47.224 unidades), Ford (18,20% - 20.933) y Toyota (12,68% - 14.589). Al cierre de noviembre de 2010, el mercado venezolano totaliza ventas por 115.047 unidades. Hasta el mes once, se vendieron 100.850 vehículos de producción nacional (87,66%) contra 14.197 unidades importadas (12,34%). Los modelos con mayor demanda: Aveo, Optra, Corolla, Fiesta y F-350.

A escala mundial, Toyota es el primer productor seguido por GM, VW y Ford. Aportó 7.528.000 de su marca Toyota pero las ventas globales del grupo, incluidas las filiales Daihatsu y Hino, totalizaron 8.418.000 de unidades. General Motors logró vender 8.389.000 del total de 70 millones de carros construidos durante 2010. El gigante estadounidense anunció que por primera vez en sus 102 años de existencia, sus ventas de automóviles y camiones en China superaron en el 2010 las que efectuó en Estados Unidos.

¿Cuántos automóviles tenemos? Este año 2010 están matriculados unos 5.500.000 automotores. Es lo que refieren las estadísticas oficiales suministradas por el Instituto de Transporte y Tránsito Terrestre. La versión no oficial en cuanto al parque automotriz nacional publicada en La Guía del Motor, dirigida por el periodista Raúl Alvarez, dice que el total de automotores son 3.822.743 unidades: 2.365.170 (61,9%) de pasajeros, 706.847 (18,5%) rústicos, 300.841 (18,3) comerciales), 49.885 (1,3) buses y microbuses. 93,5 son a gasolina y 0,3 a gas GNV. 37% son marcas estadounidenses, 24,7 japoneses, 14,3 europeos, 15% coreanos, 8% brasileños,1% chinos, iraníes, hindúes.

Otro dato de interés es que 1.630.127 o el 42,6% unidades operativas -según el registro publicado por Alvarez-, tiene entre 0 y 5 años de antigüedad, 612.427 entre 6 y 10 años de uso, 614.286 entre 11 y 15 años y el 25% o 965.703 vehículos ruedan hace más de 15 años.

Un informe de gestión de la estatal petrolera PDVSA correspondiente al año 2009, específica que desde el inicio del proyecto de implantación del Gas Natural Vehicular (GNV), se han logrado convertir 19.124 vehículos al uso dual de combustibles (gas-gasolina), de los cuales 14.140 corresponden al año 2009. Hay 133 puntos de expendio de gas natural.

Primer carro fotografiado en la prensa. Un automóvil apareció retratado por vez primera en la prensa venezolana el año 1905, cuando la revista El Cojo Ilustrado ilustró una reseña con la fotografía periodística donde se aprecia el coqueto descapotado Darracq utilizado por el general Castro.

En la prensa del primer decenio del siglo, luego de la noticia de que Capriles exhibió en abril de 1904 su Cadillac para su uso privado, varios cronistas reseñaron el paso a velocidad que sobrepasaba la fijada para los coches a caballos en el perímetro urbano así como aventuras y desventuras de quienes en diversas partes del país se animaron a contar con tan magnífico artilugio.

La presencia del automóvil fue colmando páginas en la prensa cada vez más informativa y comercial hasta constituirse en uno de los vértices publicitarios de las empresas periodísticas. No hubo revista sin comentarios sobre automovilismo como tampoco pocos quienes se animaron a fundar publicaciones especializadas.

En libros. En 1969, Guillermo José Schael publicó el libro Historia del automóvil en Venezuela; el 2004, la Fundación Museo del Transporte hizo otra contribución con la obra Venezuela, 100 años en automóvil. En el 2010, Seguros Caracas patrocinó Automóviles y Caminos de Venezuela, profusamente ilustrado y a color, hasta ahora el máximo homenaje en forma de libro dispensado al automóvil en nuestro país.

No obstante el invariable interés por el tema, la bibliografía especializada es relativamente escasa.

Lo contrario de cuanto ocurre en otros países, en Venezuela, la industria automotriz como también los distribuidores de vehículos, muestran poquísimo interés por la valoración histórica de la presencia de sus propias marcas en el país. Incluso desestiman la preservación de vehículos de época. Y por si fuera poco, manipulan las fechas en las que determinadas marcas se hicieron presentes en el escenario nacional.

La mayor colección. Ciento un unidades automotoras con al menos cuatro ruedas, integran la mayor colección tanto pública como privada de nuestro país. Pertenece a la Fundación Museo del Transporte y se exhibe en la sede del Museo, en Caracas. El Cadillac modelo Tulip cupé descapotable, dos puestos, del año 1906, es la unidad original más antigua. El ingreso Muy recientes es el ingreso del segundo autobús de la colección: Leyland Nacional fabricado en 1975. El 12 de octubre del 2010, el Museo del Transporte cumplió 40 años de actividades.

En diferentes ciudades hay coleccionistas, clubes y otras organizaciones de propietarios algunos de colecciones. Podría estimarse en millar y medio la sumatoria de los vehículos de colección o de época, sobre todo en la categoría clásicos, conservados por particulares con niveles de excelencia en cuanto a su conservación y funcionamiento.

El centenario del inicio de la importación masiva de automóviles debe ser otro motivo agregado al jubileo debido a la coronación del bicentenario de la Independencia de Venezuela.

Alfredo Schael

Enero de 2011

Fotografías de la Fototeca Guillermo José Schael y del Fondo Documental de la Fundación Museo del Transporte. Con la colaboración de colecciones de AVAAC.

Noticias: Raúl Alvarez, editor de Flash de la Guía del Motor.


























































































































Leyendas

1. Cadillac 1904. Primer automóvil en Venezuela.

2. Isaac Capriles.

3.1905. Darracq 1905. Primera fotografía de un carro a motor publicada en la prensa venezolana.

4.Willam Henry Phelps.

5. Ford T.

6. 1915. Ottati de pié en su Ford Torpedo Nº 11.

7. Primeros en Barquisimeto.

8. Fred Heath. Mecánico. Cofundador del Touring Automóvil Club.

9. 1929. Sedán descapotable verde.

10. En 1972, don Edgar Anzola rememora en el Museo del Transporte la década de 1910.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada