lunes, 9 de mayo de 2016

Estado del rescate del tren de El Encanto en 1979

Edith Guzmán, periodista de El Nacional, quien con el fotorreportero del mismo diario, José Humberto Cárdenas, tomaron parte en una excursión a El Encanto. Como anfitrión actuó el presidente fundador de Ecotep, Enrique Tejera París, de lo cual quedó constancia en el reportaje donde sale a relucir la posibilidad de que la línea férrea Los Lagos-El Encanto fuera extendida hasta la estación Las Mostazas. 
Edith Guzmán escribió que reproducido del El Nacional, publicado en febrero de 1979:

“Gracias a la preocupación y afán conservacionista de un grupo de gente, en 1958 fue posible salvar de la destrucción total de todos los trenes el ferrocarril de El Encanto, hoy en día único contacto acondicionado para la valoración de los venezolanos, que de esta manera puede disfrutar de uno de los paisajes más hermosos cercanos a Caracas. Ayer el doctor Enrique Tejera París, alma y motor del proyecto de El Encanto, invitó a un grupo de periodistas a un almuerzo en ese lugar paradisíaco, que la gran mayoría de los caraqueños no conoce, para hablar sobre algunos aspectos interesantes de los planes a desarrollar de inmediato, como es el que el INCE ha donado escuelas móviles que vienen desde Maracay. Con esto se concreta una vez más —dijo el doctor Tejera. París—, la coincidencia de colaboración entre los institutos del Estado. Estos módulos entrenarán a 12 aprendices por trimestre cada uno. La especialidad en esta primera experiencia es mecánica y electricidad y si funciona bien, se agregarán otros módulos. Señaló Tejera París que dichos módulos fueron fabricados en Italia y los mismos estarán instalados en Los Teques. En cuanto al homenaje que se le rindió ayer en ese mismo sitio a Guillermo José Schael, explicó que era con motivo de haberle puesto su nombre a uno de los vagones, ya que Schael ha sido uno de los promotores de este proyecto y es un ferviente conservacionista. El año pasado se instauró esta costumbre al ponerle el nombre de Juan Pablo Pérez Alfonzo a otro de los vagones. Esta tradición es propia de todos los ferrocarriles del mundo. Durante el recorrido pudimos constatar que la locomotora de vapor que fue construida en 1891 en Alemania, ha sido reconstruida totalmente del ferrocarril, por los trabajadores del tren de El Encanto y en los talleres que allí funcionan. El costo de esta reparación fue de 120 mil bolívares y actualmente presta excelentes servicios.*De acuerdo al proyecto que se piensa ejecutar el tramo pasará por Las Mostazas, a unos tres kilómetros de El Encanto. Lo que ha hecho que esto se retarde es la falta de puente entre los dos lugares, ya que el viaducto que existía fue totalmente destruido y sólo se espera tener fondos para poder construirlo nuevamente y continuar el ferrocarril hasta el sitio fijado. Dijo Tejera Paris que entre el año 50 y el 65 se destruyeron mi-les de kilómetros de ferrocarriles en el mundo- porque se creía que no tendrían más utilización; sin embargo, cuando llegó la crisis energética se dieron cuenta de su necesidad. El doctor César Quintini, director general de Ferrocarriles estuvo también entre los presentes y se refirió a los futuros planes ferrocarrileros en, Venezuela, donde apenas se está iniciando la red que abarcará gran parte del territorio nacional.A El Encanto acude un promedio mensual de 22 mil visitantes; sin embargo, se necesita que vayan 40 mil para que los gastos puedan cubrirse con cierta holgura y al menos haya una pequeña ganancia. El tren de El Encanto pertenece a los trabajadores y «está adscrito al Instituto Nacional de Ferrocarriles, cedido en usufructo a la Fundación de Ecología, apuntó el doctor Tejera, y es el único tren que funciona sin ingresos del Estado; sólo se sostiene por los paseantes, por eso nuestro empeño en que venga más gente. Entre la estación y el parque el recorrido se hace en 20 minutos, allí arriba hay un restaurant donde se venden bocadillos, sandwiches y refrescos. Abajo se extiende el enorme parque propio para los excursionistas y también existe una casa cuya construcción es reciente, pero su estilo data de fines de siglo; es decir, conservando la línea de cuando fue construido el ferrocarril. Se nos dijo que está en pie la idea de reacondicionar esta casa como hotel para fines de semana, des-tinado a conferencias de tipo científico. Se presume que el trazado de El Encanto como parque propiamente dicho, se hizo en 1896 y entonces era simplemente un lugar de paseantes que generaba el tráfico del ferrocarril que iba hasta Valencia. —Yo soy un aficionado de El Encarto, comentó Tejera París; desde el año 37 cuando venía aquí siendo un muchacho y hacíamos cursos de boy scouts. En este ferrocarril trabajan 35 personas y son ellas quienes tienen en sus manos el tren y el parque. — ¿No afectará los planes que se tienen el cambio de gobierno? -No, en absoluto, contestó enfático el doctor Tejera. Esto existe desde el gobierno de Leoni, luego vino el de Caldera, el de Carlos Andrés Pérez y ahora vendrá el de Herrera Campins y los proyectos continuarán realizándose.”
*NR: En realidad la locomotora Halcón fue reconstruida y puesta en funcionamiento en el Museo del Transporte, en Los Dos Caminos, Caracas, de donde luego de un acuerdo entre la FMT y Ecotep, fue trasladada a El Encanto para que tren turístico contara con una pieza auténtica de enorme valor histórica, una de las dos locomotora Hartmann que casi completa quedaba en el país luego de la destrucción de la mayor parte de los vestigios ferroviarios no sólo correspondientes al Gran Ferrocarril de Venezuela). FMT.



No hay comentarios:

Publicar un comentario